En el contexto del evento multicultural “Renace El Culebrón en Familia”, el Seremi Diego Núñez hizo entrega de la Concesión de Uso Gratuito del terreno para la implementación del sendero interpretativo del Humedal El Culebrón iniciativa que protege el patrimonio natural de dicho lugar.

En el corazón del Parque El Culebrón y con gran presencia de organizaciones sociales, comunitarias, medioambientales, autoridades y la comunidad coquimbana, el Centro de Estudios Avanzados de Zonas Áridas, CEAZA, recibió de Bienes Nacionales el inmueble fiscal que dará inicio a la restauración del patrimonio natural de la parte media-baja del Humedal El Culebrón de Coquimbo.

El proyecto financiado por la embajada de Canadá busca promover la investigación científica y divulgación del conocimiento, restaurar un espacio natural para desarrollar acciones que promuevan la vida sana al aire libre, conservación de la biodiversidad, ciencia ciudadana e investigación científica para combatir el cambio climático.

Para el Seremi de Bienes Nacionales, Diego Núñez, este es un trabajo mancomunado con la comunidad que se ha agrupado para la protección del Humedal el Culebrón. “Nosotros vemos con buenos ojos que haya postulado al terreno el CEAZA, quien nos solicitó poder generar un sendero interpretativo, financiado por la embajada de Canadá. El proyecto cumple con todos los requisitos para aumentar las áreas protegidas. Iniciativas como estas nos van permitir fortalecer el compromiso de Bienes Nacionales de generar áreas verdes para la población”.

Diego Nuñez Wolff

Importancia científica

Desde el punto de vista científico, el Dr. Jaime Cuevas, investigador CEAZA y parte del proyecto de sendero interpretativo, plantea que este trabajo tiene relevancia en el área de manejo de cuencas, que trata de compatibilizar los usos que realiza la sociedad en la parte alta del terreno con la conservación de recursos paleontológicos, hídricos y biológicos en la quebrada y humedal El Culebrón. Específicamente, desde el punto de vista paleontológico, el Dr. Marcelo Rivadeneira, científico del área, también del CEAZA, explica que el sector contiene una gran cantidad de depósitos fosilíferos, que es parte de una de las formaciones que es reconocida en la especialidad por su riqueza.

“Esta es una temática que demanda muchas acciones científicas de parte de la comunidad y por eso nosotros como CEAZA nos interesa que esta iniciativa se concrete, entendiendo que existen muchas otras complejidades sociales y ciudadanas involucradas”.