Savater lleva ‘Ética para Amador’ a las aulas de Jalisco

El filósofo español, invitado de la FIL, imparte una clase sobre el valor de la inclusión ante 2.500 estudiantes mexicanos

0
1551

 

Fernando Savater volvió este martes a las aulas invitado por el Gobierno de Jalisco. En el marco de la Cátedra Vasconcelos, impulsada por la secretaría de Educación jalisciense para promover la “reflexión, enseñanza y análisis”, el filósofo español desempolvó uno de sus libros más populares y didácticos –Ética para Amador– ante estudiantes mexicanos.

Doctor en filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, defendió la labor del docente como “la tarea civilizadora por excelencia, ya que los estudiantes se encuentran en el aula aprendiendo a convivir y a respetarse”. Y en un tono que podría haber sido también el de una ponencia del nombre que da título a la cátedra, el también filósofo José Vasconcelos, primer secretario de Educación del México posrevolucionario, añadió que “en las manos de los maestros está el futuro de la nación”

Ante un total durante toda la jornada de 2.500 estudiantes de educación media superior, docentes y directivos de empresas mexicanas, Savater, invitado de la Feria del Internacional del Libro de Guadalajara que se celebra estos días en la ciudad, aseguró que sustituir el aula por una herramienta tecnológica sería un error: “la entrega y profesionalismo de un docente junto con la convivencia entre iguales fortalece el carácter del estudiante. Además, sólo un humano puede enseñar a vivir humanamente. No sólo se aprende a vivir de sus virtudes sino también de sus defectos, los seres humanos enseñamos con todo lo que somos, con lo bueno, lo mano y lo regular”.

A la ponencia asistieron como moderadores el secretario de Educación del Gobierno de Jalisco, Francisco de Jesús Ayón López, junto con Augusto Chacón Benavides, director de la Asociación Civil Jalisco Cómo Vamos.

Savater subrayó también la importancia de una educación incluyente, sobre todo ante la ola actual de exclusión por razones intelectuales, raciales, religiosas. “Si queremos luchar contra esa tendencia del siglo XXI hay que ser cada vez más incluyentes, no tiene que haber nadie que a priori se quede sin educar. Habrá que dedicar esfuerzo y conocimiento más especializado para educar a ciertas personas pero no hay nadie ineducable y si hay que fomentar una tendencia de nuestro siglo, es la de luchar contra las desigualdades y contra las exclusiones”.

Fuente: EL PAIS

Dejar respuesta